Testimonios

 

Joseph and Vanessa Villatoro Ruiz

El Señor tiene un plan perfecto para nosotros y dentro de su plan estaba que estuviéramos en la noche de alcance de Febrero 2009 en donde decidimos darnos la última oportunidad.  La verdad es que cada semana el Señor trabajó con nosotros en lo individual y como pareja, recordándonos los votos que hicimos ante él. La importancia de no romper ese pacto, primero con él y luego entre nosotros.  Nos enseñó el papel que cada uno tiene en el matrimonio.  Nuestro matrimonio no es perfecto, pero siendo Jehová el centro de nuestras vidas y con la bendición de este curso, tenemos las armas necesarias para que nuestro matrimonio sea para Toda la Vida.  Seguiremos con el curso de Padres y nos entrenaremos para servir en este Ministerio.


 

Herbert and Albita Quinonez

Para nosotros recibir este curso fue y sigue siendo una gran bendición, ya que todos los temas sin lugar a dudas fueron inspirados por el poder de Dios  a través de su Espíritu Santo en las vidas de una pareja de esposos quienes a su vez lo compartieron con otras parejas que han sido como ángeles en nuestro camino.


 

Rolando and Maribel Salguero Furlan

Cuando empezamos nuestro matrimonio consideraba no necesario iniciar un curso así, pero Dios en su infinita misericordia nos sacó del lodo y nos limpió y nos volvió como joyas preciosas.  Hay que entender que antes del curso pensamos como personas en forma individual, pero después ya no como dos, sino como uno.  Es una bendición un curso como este, porque le abre a uno los ojos en cuanto a lo que Dios quiere para el matrimonio.


 

Edward James and Karla Lopez

El curso constituye un conjunto de herramientas para las áreas fundamentales del matrimonio.  Fue una experiencia enriquecedora y de crecimiento.

Pudimos ver como el enemigo de nuestras almas siempre intentará de todas las formas posibles bloquear el fluir del Espíritu en nuestras vidas y lo hará valiéndose de nuestras debilidades, egoísmos y propios temores.  Pero estamos convencidos que fiel es Dios para darnos la victoria.  Lo único que debemos hacer es rendirnos a El en oración “Juntos como una sola carne”.


 

Freddy Rodriguez and Cindy Figueroa

Las Lecciones han sido de mucho apoyo, bendición y crecimiento personal y como pareja.  Dios es tan poderoso que no hay imposibles a corazones incurables nos ha hecho perdonar y sanar nuestra relación.


 

Tony and Katty Campollo

Nos casamos en el año de 1991 con el deseo de formar un buen matrimonio, pero después de 2 años todo cambio. Yo  (Tony) era líder de un grupo de jóvenes,   pero por no tener una estabilidad espiritual  volví al mundo, a la adicción de las drogas y alcohol, estuve en adulterio con 20 mujeres, hasta perdí la cuenta.    Estuvimos separados por 8 meses, mi esposa peleo una guerra espiritual a favor de nosotros en contra del enemigo pues ella tenía el principio del pacto.

De forma sobre natural Yo ( Katty ),  recibí la revelación en mi espíritu del significado del pacto, habían ocasiones cuando me desesperaba  y quería irme pero venia a  mi  mente cuando estábamos en el altar casándonos y me decía el pastor hasta que la muerte los separe, pero yo sabia que me había comprometido con Dios.  Tenía 5 meses de embarazo de nuestro 2do. Hijo y, decidimos  darnos una última oportunidad pues  ya teníamos fecha para ir  con el abogado y firmar el divorcio pero yo esperaba un milagro.

Nos invitaron a un curso de  MATRIMONIOS PARA TODA LA VIDA,  yo sabía que Dios tenía algo para nosotros, recibimos sanidad al entender la lección del Perdón.  Tenemos 15 años de vivir una nueva vida, ahora sabemos que no hay nada imposible para Dios y que nuestro  Matrimonio es Para Toda la Vida.

NOTA:  Tony y Katty  han sido llamados ya por varios años a ser restauradores de matrimonios en el área  nor-occidente de nuestro país.  Damos gracias a Dios por sus vidas.


 

Selvin and Yessika Gonzalez

Cuando decidimos casarnos, nuestra relación no marchaba de la mejor manera, y esto nos llevo a buscar ayuda, fue así como llegamos a Universidad Para la Familia, que era como se llamaba en ese tiempo y recibimos el curso de UNO.

En el proceso nos dimos cuenta que existían en nosotros muchos temores, los cuales nuestros líderes, guiados por el curso, pero principalmente por Dios confrontaron, y salio a luz los desacuerdos que aún existían en nosotros, razón por la cual llegamos al punto de abandonar el curso, pero aún con la cobertura de nuestros líderes quienes siguieron siendo consejeros nuestros y de quienes estamos muy agradecidos.

En el correr de los días resolvimos nuestros desacuerdos, decidimos casarnos por lo cual retomamos el curso de UNO de una forma personalizada, y como resultado nuestro matrimonio saltó a un nivel mejor que en el noviazgo, y como disfrutábamos de nuestro bienestar decidimos tomar el curso de MATRIMONIOS PARA TODA LA VIDA,  fue donde nos dimos cuenta que faltaba mucho por aprender, ya que fue allí donde Dios comenzó un proceso en nuestras vidas como matrimonio, y nos hizo ver la necesidad de romper con la ignorancia y dar a conocer la luz a muchos matrimonios.

Nuestro sueño es ver un mundo diferente, y Dios nos reveló que como en el inicio de su creación, comenzó con una pareja. Hoy nosotros hacemos lo mismo, impartiendo el curso de MATRIMONIOS PARA TODA LA VIDA, para crear matrimonios sólidos, que constituyen la base para la familia, reflejando una mejor sociedad.



 

Carlos and Erika Lemus

Nos sentimos muy agradecidos con Dios por la dicha de pertenecer a un ministerio tan bendecido como lo es 2igual1.

Ahora hemos descubierto el poder que Dios nos ha dado como matrimonio, y lo lindo es que alcanza a toda nuestra generación. Hemos recibido el curso de Matrimonios y el de Padres, y nos han cambiado la vida.  Además, los talleres de comunicación, de maldición a bendición, etc.  También han aportado grandes bendiciones a nuestras vidas.  Esto no significa que ya no tengamos problemas o que ya no existan malos entendidos entre nosotros, pero lo que si es cierto, es que ahora los enfrentamos con más sabiduría y amor.  Cada día estamos aprendiendo el uno del otro,  Dios ha sido bueno con nosotros.  Ahora somos parte del liderazgo del Ministerio y Dios ha aumentado la bendición al permitirnos bendecir a otros matrimonios, es muy especial poder compartir con otras parejas y descubrir que todos somos diferentes y especiales. 

Damos gracias a Dios por el Ministerio y esperamos seguir sirviendo porque: “Estamos siendo bendecidos, para Bendecir a otros…”

thers ..."